estudio de seguridad empresarial

ETAPAS SARLAFT 2.0, TIPOLOGÍAS Y SEÑALES LA/FT/FP

En respuesta a la promulgación de la Circular Externa 245 del 2024 por parte de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, se han establecido lineamientos para el diseño e implementación del Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SARLAFT) 2.0. Recalcando que este sistema es obligatorio para los servicios de vigilancia y seguridad privada en Colombia.

El SARLAFT 2.0 contempla algunas etapas que como mínimo deben cumplir para identificar, prevenir, controlar y gestionar el Riesgo de Lavado de Activos/Financiación del Terrorismo/Financiación de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva (LA/FT/FP) y las consecuencias de su materialización.

ETAPAS SARLAFT 2.0

La primera etapa del SARLAFT 2.0, denominada Identificación del Riesgo, tiene como objetivo principal permitir a los servicios obligados identificar tanto los factores de riesgo de Lavado de Activos/Financiación del Terrorismo/Financiación de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva (LA/FT/FP) como los riesgos asociados a estos.

Este proceso comienza con la clasificación de los factores de riesgo LA/FT/FP, que se realiza en función de la actividad económica de los servicios obligados y su materialidad. Una vez que estos factores de riesgo LA/FT/FP han sido identificados, especificados, segmentados y catalogados, se deben establecer metodologías para identificar el riesgo específico de LA/FT/FP. Estas metodologías deben incluir la definición de las condiciones de tiempo, modo y lugar en las que se deben ejecutar las medidas de Debida Diligencia. Además, deben establecer la relevancia y la prioridad de estas medidas.

La segunda etapa del SARLAFT 2.0, denominada Medición o Evaluación del Riesgo LA/FT/FP, tiene como objetivo principal permitir a los servicios obligados cuantificar la posibilidad o probabilidad de ocurrencia del Riesgo Inherente asociado a cada uno de los Factores de Riesgo LA/FT/FP. Además, esta etapa también debe permitir evaluar el impacto potencial que tendría la materialización de estos riesgos.

En este sentido, los servicios obligados deben desarrollar y aplicar metodologías robustas y confiables que les permitan medir de manera precisa la probabilidad de ocurrencia de cada Factor de Riesgo LA/FT/FP. Estas metodologías deben tener en cuenta tanto la naturaleza y características específicas de cada factor de riesgo, como el contexto operativo y estratégico de los servicios obligados.

La tercera etapa del SARLAFT 2.0, conocida como Control del Riesgo LA/FT/FP, es un paso crucial en el proceso de gestión de riesgos. En esta etapa, los servicios obligados deben implementar estrategias y medidas efectivas para mitigar el riesgo inherente al que están expuestos. Estas medidas pueden variar dependiendo de la naturaleza del riesgo y pueden incluir políticas internas, procedimientos de control y sistemas de monitoreo.

Una vez que estas medidas de control se han implementado, los servicios obligados deben ser capaces de determinar su perfil de riesgo residual. Este perfil representa el nivel de riesgo que queda después de que se han aplicado todas las medidas de control.

La cuarta etapa del SARLAFT 2.0, conocida como Monitoreo del Riesgo LA/FT/FP, es un componente esencial en la gestión de riesgos. Esta etapa permite a los servicios obligados mantener una vigilancia constante sobre su perfil de riesgo y, en general, estar preparados para detectar operaciones inusuales y sospechosas. Para lograr esto, es necesario realizar un seguimiento periódico y comparativo del riesgo inherente y el riesgo residual asociado a cada factor de riesgo LA/FT/FP, así como a los riesgos asociados. Este seguimiento debe ser lo suficientemente riguroso para permitir la detección temprana de cualquier cambio en el perfil de riesgo.

Es importante destacar que la implementación efectiva de estas etapas requiere de un compromiso constante por parte de los servicios obligados, así como de una cultura de cumplimiento y transparencia en todas sus operaciones. La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada continuará supervisando y apoyando a los servicios obligados en la implementación y mejora continua de sus sistemas SARLAFT 2.0.

TIPOLOGÍAS Y SUS SEÑALES DE ALERTA

Tipología # 1: Contrabando de medios tecnológicos en el sector de vigilancia y seguridad privada  

El contrabando es una modalidad del Lavado de Activos que implica la comercialización de bienes o mercancías que han sido introducidos al territorio nacional de manera ilegal. Estos bienes son traídos al país a través de contrabando abierto o técnico, utilizando diversas estrategias para darles una apariencia de legalidad. 

En el sector de Vigilancia y Seguridad Privada, esta operación tiene como objetivo ingresar a Colombia mercancías tecnológicas a un precio más económico, adquiridas en el exterior y/o en el mercado nacional. Esto se logra mediante transferencias de recursos a través de la triangulación de estas, importándolas directamente o por medio de una comercializadora local, para ser utilizados en la prestación de servicios de las empresas supervisadas por la entidad correspondiente.

En cuanto a las señales de alerta, estas pueden incluir:

  • Competencia desleal: Empresas con mayor porcentaje de participación en el mercado, creando un aumento de competencia desleal en el sector gracias a la comercialización de bienes y productos tecnológicos a precios más económicos, lo que genera pérdidas para el sector.
  • Movimientos financieros inusuales: Transferencias de grandes sumas de dinero a cuentas personales de personas vinculadas a la empresa (como el representante legal, socios, accionistas y/o empleados) que no corresponden con su perfil económico.
  • Inconsistencias financieras: Movimientos financieros que no corresponden con la actividad económica de la empresa, como una diferencia significativa entre el total de dinero movido y los gastos incurridos por la empresa.
  • Creación de empresas fachada: Creación de empresas ficticias para dar una apariencia de legalidad a la importación y exportación de productos tecnológicos para el sector de vigilancia, incurriendo en la presentación de documentación y registros falsos de los perpetradores del ilícito.
  •  Transacciones en efectivo: La empresa no registra en sus movimientos transferencias bancarias y prefieren realizarlas en efectivo en lugar de transferencias bancarias, lo que puede ser un intento de evadir los controles financieros.

Tipología # 2: Soborno en empresas de vigilancia y seguridad privada por parte de grupos delictivos

En el territorio nacional, existe una variedad de empresas de seguridad privada, incluyendo consorcios y multinacionales. Estas empresas pueden influir en las decisiones comerciales en áreas afectadas por conflictos armados y cultivos ilícitos. Para esas empresas, las variables de riesgo de Lavado de Activos/Financiación del Terrorismo (LA/FT) se aumentan debido a la influencia que estos grupos pueden ejercer sobre los directivos y empleados de las empresas. Esto puede manifestarse en forma de sobornos, que pueden ser monetarios, regalos, contribuciones políticas o patrocinios, a cambio de favores que favorezcan a estos grupos delictivos. Estas actividades pueden generar inseguridad y potenciar el crecimiento financiero de las organizaciones delictivas, dando una apariencia de legalidad a estas actividades económicas.

En cuanto a las señales de alerta, estas pueden incluir:

  • Cambios en el estilo de vida: Cambios notables en el nivel de vida de los directivos que participan en la cadena de suministro de la empresa, que no se corresponden con sus ingresos conocidos.
  • Rotación de personal: Rotación frecuente del personal encargado de la contratación y revisión financiera, lo que puede indicar un intento de evitar la detección de actividades irregulares.
  • Auditorías insuficientes: Falta de auditorías regulares y adecuadas para detectar irregularidades, lo que puede permitir que las actividades de lavado de activos pasen desapercibidas.
  • Aumento de ingresos: Aumentos inesperados y rápidos de los ingresos operacionales de la empresa.
  • Evasión de responsabilidades legales: Omisión de la información financiera y evasión de responsabilidades legales, como el pago de impuestos y la presentación de documentos requeridos.

Tipología # 3: Corrupción, tráfico de influencias y cohecho de empresas de vigilancia y transporte de valores 

La corrupción, el tráfico de influencias y el cohecho son actos penalizados por la ley ‘Corrupción en la vida pública’, estas acciones pueden ser intencionales o imprudentes. Las empresas de seguridad y transporte de valores pueden verse involucradas en el lavado de activos cuando se da apariencia de legitimidad a bienes, ya sean dinerarios o no, que en realidad son producto o ‘ganancias’ de delitos como el tráfico ilícito de drogas, la trata de personas, la corrupción, los secuestros, entre otros.

Las empresas de seguridad y transporte de valores pueden verse involucradas en esta tipología de delitos a través de contratos pactados con autoridades o funcionarios públicos. Estos contratos pueden implicar la aceptación de dádivas, favores o retribuciones de cualquier tipo a cambio de un beneficio personal. También pueden implicar la aceptación de ofertas o promesas para realizar actos contrarios a los deberes inherentes a su cargo, o para no realizar o retrasar injustificadamente actos que deberían llevar a cabo

En cuanto a las señales de alerta, estas pueden incluir:

  • Adjudicación de contratos: Incremento en la adjudicación de contratos a favor de la misma área o persona.
  • Cuentas de funcionarios: Incremento notable en las cuentas de un funcionario público.
  • Afectación a pequeñas empresas: Las pequeñas empresas se ven afectadas negativamente.
  • Ganancias de la empresa: Incremento inusual en las ganancias de la empresa.
  • Gastos de operación: Gastos injustificados en la operación de la empresa.
  • Cambio de vida: Cambio notable en el nivel de vida del funcionario público.
  • Calidad del servicio: Falta de calidad en el servicio prestado.
  • Incumplimiento de contrato: Incumplimientos frecuentes del contrato.
  • Investigaciones en curso: Existencia de investigaciones en curso sobre las personas licitantes.
  • Notificaciones: Notificaciones a través de listas o noticias.

Tipología # 4: Tráfico de armas en el sector de vigilancia y seguridad privada

Este tipo de delito, que implica el comercio de armas, se manifiesta en las empresas a través de tres tipos de mercados: el mercado blanco, el mercado gris y el mercado negro. El tráfico de armas es uno de los negocios ilegales más extendidos y lucrativos. Esta tipología se refiere a la creación de una apariencia de legalidad para las actividades de lavado de activos y financiación del terrorismo en el sector de seguridad privada.

Las empresas de seguridad tienen permisos especiales para la obtención de armamento. No obstante, empleados corruptos pueden llevar a cabo operaciones fraudulentas que parecen legales, como reportar la pérdida o robo de armamento a la entidad correspondiente, para luego vender estas armas a grupos fuera de la ley

En cuanto a las señales de alerta, estas pueden incluir:

  • Reporte de armas robadas: Un aumento en los informes de armas robadas y la solicitud de autorización para adquirir nuevo armamento podría indicar que el armamento reportado como robado se está vendiendo a redes de tráfico ilícito dentro del país.
  • Movimientos financieros: Los informes de transferencias de grandes sumas de dinero a cuentas nacionales, extranjeras o paraísos fiscales, justificando la compra de elementos no coherentes con los servicios supervisados por la superintendencia de vigilancia y seguridad, podrían ser un indicio de actividades ilícitas.
  • Adquisición de armas: Si las empresas de seguridad obtienen permiso para adquirir un arma por cada tres vigilantes reportados en nómina, un aumento desproporcionado en el número de vigilantes en nómina en comparación con la cantidad de armamento adquirido ante la DCCAE (Departamento Control Comercio de Armas, Municiones y Explosivos) podría ser una señal de alerta.
  • Compra de munición: Los informes o solicitudes de autorización para comprar munición en exceso o de manera constante podrían indicar una actividad sospechosa.
  • Pérdida o robo de armamento: Un aumento en los informes de pérdida o robo de armamento y su adquisición, especialmente en empresas ubicadas en zonas de conflicto armado, cultivos ilícitos y fronteras terrestres, marítimas y fluviales con países vecinos, podría ser un indicio de tráfico de armas.

Tipología #5: Tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en empresas de vigilancia y seguridad privada

Esta tipología se refiere a la creación de una fachada de legalidad para las actividades de lavado de activos vinculadas con el tráfico de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas en empresas de seguridad y vigilancia privada. Es importante destacar que el riesgo se intensifica en aquellas áreas donde hay presencia de Organizaciones Narco Terroristas, dado que estas zonas son propensas a la formación y operación de ‘negocios’ que facilitan las actividades de estos grupos armados

Estos grupos delictivos operan de diversas maneras, entre las que se incluyen:

  1. Creación de nuevas empresas: Destinan recursos económicos para establecer nuevas empresas que sirven como fachada para sus operaciones ilícitas.
  2. Uso de negocios existentes: Aprovechan negocios ya establecidos en su zona de influencia, a menudo mediante la intimidación de los propietarios originales.
  3. Recursos a nombre de terceros: Colocan recursos, empresas y dinero a nombre de personas externas, como familiares, amigos o conocidos, para ocultar su participación directa en estas actividades ilícitas.”

En cuanto a las señales de alerta, estas pueden incluir

  • Operaciones inusuales: Operaciones que no concuerdan con la capacidad económica ni el perfil del vigilado.
  • Adquisición rápida de activos: Vigilados que en un corto periodo de tiempo aparecen como propietarios de nuevos y significativos negocios y/o activos.
  • Compras para terceros: Compras realizadas para terceros, lo que permite mantener en el anonimato la propiedad de los bienes.
  • Recaudo sospechoso: Recaudo en efectivo de contratos y servicios de capacitación de personal de vigilancia que resulta dudoso.
  • Ubicación de la empresa: Empresas ubicadas en zonas con presencia de grupos armados o delictivos.
  • Ventas y servicios desproporcionados: Ventas y servicios que no guardan relación con la capacidad económica y la zona geográfica de la empresa.
  • Pagos a proveedores por terceros: Pagos realizados a proveedores a través de cuentas de terceros.”

Es de suma importancia que las empresas de vigilancia y seguridad privada tomen la iniciativa de implementar el SARLAFT 2.0. Este sistema no solo es una herramienta vital para prevenir y detectar actividades ilícitas, sino que también puede salvaguardar a las empresas de riesgos legales y daños a su reputación.

Risks International hace un llamado a todas las empresas en este sector para que se comprometan a mantener altos estándares de integridad y transparencia. Al implementar controles internos sólidos, pueden garantizar el cumplimiento de todas las regulaciones pertinentes. Al hacerlo, no solo están protegiendo sus propios intereses, sino que también estarán contribuyendo a la lucha global contra la corrupción y el crimen organizado.

Risks International se compromete a asistir a todas las empresas que están obligadas a implementar el SARLAFT 2.0. Con nuestros expertos altamente calificados, herramientas de vanguardia y enfoque personalizado, nos esforzamos por proporcionar soluciones efectivas y eficientes para combatir el lavado de activos y la financiación del terrorismo. 

Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a cumplir con las regulaciones, proteger su reputación y promover un entorno de negocios seguro y ético. Juntos, podemos hacer una diferencia significativa en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

Link de diagnóstico para implementación de SARLAFT 2.0

¡Contáctenos y descubra cómo podemos ayudarle!

Autor: Luisa Caicedo

Fuente: ETAPAS SARLAFT 2.0 Y TIPOLOGÍAS DEL LAVADO DE ACTIVOS, FINANCIACIÓN DEL TERRORISMO, FINANCIACIÓN DE LA PROLIFERACIÓN ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA SECTOR DE VIGILANCIA Y SEGURIDAD PRIVADA EN COLOMBIA

Escrito por: Carlos A Boshell Norman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

en_USEnglish