Compliance

El papel del Compliance en apoyo a la seguridad empresarial:  

El cumplimiento normativo, también conocido como Compliance, ha dejado de ser exclusivamente una cuestión legal para convertirse en una estrategia fundamental para las organizaciones. Esta evolución implica que el cumplimiento ya no es simplemente una obligación impuesta por regulaciones y leyes externas, sino que se ha integrado en la conciencia de las personas y en la comprensión de su impacto positivo en la seguridad y el bienestar general. 

Las organizaciones deben llevar a cabo una serie de actividades permanentes, como la implementación de políticas de adopción voluntarias y obligatorias, la definición de objetivos, la gestión del riesgo, la aplicación de controles y la realización de auditorías. Sin embargo, para que estas prácticas sean efectivas, también es fundamental el factor humano. Cuando el cumplimiento se aborda con convicción y no solo como una obligación, se fortalece la cultura organizacional y se minimizan los riesgos legales, financieros y reputacionales.

Compliance:

El ámbito del cumplimiento puede variar según la industria, el tamaño de la organización y la ubicación geográfica. Diferentes regiones tienen regulaciones y estándares específicos. Algunos ejemplos comunes de áreas de cumplimiento normativo son:

  • Regulaciones financieras: Incluyen leyes que regulan la contabilidad, la presentación de informes financieros y las transacciones económicas.
  • Protección de datos y privacidad: Como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en la Unión Europea o la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) en Estados Unidos, Protección de Datos en América. 
  • Seguridad de la información y ciberseguridad: Normativas que exigen medidas para proteger la información confidencial y prevenir ataques cibernéticos.
  • Cumplimiento ambiental: Involucra regulaciones sobre la gestión de residuos, emisiones de gases de efecto invernadero y uso sostenible de recursos naturales.
  • Cumplimiento laboral: Relacionado con leyes sobre salario mínimo, horas de trabajo, seguridad laboral y no discriminación en el empleo.

El cumplimiento normativo no solo es una obligación legal para muchas organizaciones, sino también un pilar fundamental para proteger los activos y la reputación de la empresa. Al seguir las regulaciones y estándares, las empresas demuestran su compromiso con la integridad, la seguridad y la confianza de sus partes interesadas

Cultura organizacional: 

La cultura organizacional es un concepto fundamental en el ámbito empresarial. Se refiere al conjunto de valores, creencias, normas y prácticas que caracterizan a una organización y guían la forma en que sus empleados interactúan entre sí y con otros stakeholders. 

La cultura empresarial varía significativamente entre organizaciones y está influenciada por diversos factores. Estos incluyen la historia de la empresa, la industria en la que opera, el liderazgo, las políticas de recursos humanos y la composición del equipo.

Estos son algunos elementos clave que contribuyen a la cultura empresarial:

  • Valores y creencias: Los valores fundamentales de una empresa son los principios que guían su comportamiento y decisiones. Estos valores pueden incluir la integridad, la innovación, el trabajo en equipo, el compromiso con la calidad, entre otros.
  • Normas y comportamientos: Las normas establecidas dentro de la organización dictan cómo se espera que los empleados se comporten y se relacionen entre sí. Esto puede incluir la puntualidad, la honestidad, el respeto, la colaboración, entre otros.
  • Liderazgo: El estilo de liderazgo de los directivos y líderes de la empresa puede influir en gran medida en la cultura organizacional. Los líderes que modelan los valores de la empresa y fomentan un ambiente de confianza, apertura y colaboración tienden a promover una cultura positiva.
  • Comunicación: La forma en que se comunica dentro de la empresa también es un componente importante de la cultura organizacional. La comunicación abierta y transparente promueve la confianza y la colaboración entre los empleados, mientras que la falta de comunicación puede generar desconfianza y confusiones.
  • Recompensas y reconocimiento: Las políticas de recompensas y reconocimiento de una empresa pueden influir en el comportamiento de los empleados y en la cultura organizacional en general. Las empresas que valoran y reconocen el desempeño y el compromiso tienden a fomentar una cultura de alto rendimiento y motivación. 

Seguridad empresarial: 

La seguridad empresarial es un concepto fundamental para proteger los activos, datos y recursos digitales de una organización. Implica medidas destinadas a prevenir riesgos, amenazas o peligros que puedan afectar tanto a los empleados como a los activos de la empresa.

Áreas principales en las que se aplica el concepto de seguridad:

  • Seguridad de la información: Se centra en proteger la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información. Se usan medidas de seguridad cibernética como firewalls, cifrado de datos y políticas de acceso para prevenir violaciones de datos y ataques informáticos.
  • Seguridad financiera: Consiste en proteger los activos financieros de la entidad contra fraude, robo y malversación. Se establecen controles internos, auditorías financieras y monitoreo de transacciones para garantizar la integridad financiera
  • Seguridad laboral: Garantiza un entorno de trabajo seguro y saludable para los empleados.
  • Seguridad Nacional: Incluye la prevención de amenazas como el terrorismo, el espionaje y la proliferación de armas de destrucción masiva.

Beneficios de cumplir la normatividad:

Cumplir con las normativas establecidas ofrece una serie de beneficios clave para las organizaciones.

  • Reducción del riesgo legal y financiero: Cumplir con las regulaciones ayuda a evitar sanciones legales y multas
  • Integridad y cultura organizacional: El cumplimiento normativo contribuye a mantener la integridad y los valores de la organización.
  • Seguridad y protección de procesos: Ayuda a prevenir riesgos operativos y salvaguarda los activos de la empresa.
  • Confianza de clientes y socios comerciales: Las organizaciones que cumplen con las regulaciones ganan la confianza de sus clientes y socios. La transparencia y el compromiso con las normas generan relaciones sólidas.
  • Mejora de la reputación: Refuerza la imagen positiva ante clientes, inversores y la comunidad en general.
  • Diferenciación en el mercado: El cumplimiento normativo puede ser un diferenciador importante en un mercado competitivo. Las empresas que priorizan la legalidad y la ética destacan entre sus competidores.

Cumplir con la normatividad no solo es una obligación legal, sino también una estrategia inteligente para proteger la empresa y construir relaciones sólidas con todas las partes interesadas.

Risks International, una empresa especializada en cumplimiento normativo y gestión de riesgos, ofrece sus servicios a todas las organizaciones que deseen adoptar el compliance no solo como una obligación, sino también como una estrategia proactiva para fortalecer su seguridad y reputación. 

¡Conozca nuestros servicios!

Redacción: Luisa Caicedo

Fuente: EL COMPLIANCE ESTRATEGIA DE APOYO PARA LA SEGURIDAD EMPRESARIAL, autor: CARLOS A BOSHELL NORMAN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

es_COSpanish